trabajo en ordenador
Fiscal, Contable y Nómina18 noviembre, 2021

Los ratios financieros: cuáles son y cómo se calculan

Si hay una herramienta eficaz para conocer la situación de la empresa, esta es el análisis de los ratios financieros. La gestión de la empresa y la toma de decisiones más acertada en el negocio, pasa por la evaluación y ajuste de estos ratios, que ayudan a controlar las finanzas al detalle.

¿Qué son los ratios financieros?

Los ratios financieros son los indicadores de la situación de la empresa. Establecen una relación entre unidades financieras, con la que es posible realizar un análisis pormenorizado de la situación o balance económico de la compañía. La comparación de los diferentes ratios a lo largo de un periodo de tiempo da respuestas concretas acerca de la adecuada gestión de la empresa, lo que permite adaptarse a los posibles cambios y responder con soluciones más eficaces.

¿Cuáles son los principales ratios financieros?

hero-contabilidadonline-1920x1280

Existen diversos tipos de ratios financieros, que cada empresa adopta de acuerdo a su sector o necesidades concretas. En cualquier caso, todos ellos responden al mismo criterio: analizar la situación económica para evaluar y ajustar, posteriormente, los puntos de mejora en la gestión con el objeto de acertar en la toma de decisiones.

Ratio de Tesorería

El ratio financiero “Tesorería” es uno de los ítems esenciales para poder responder eficazmente a la deudas a corto plazo. Se establece mediante la suma del efectivo disponible (dinero que se puede utilizar inmediatamente), y el dinero realizable (es decir, aquellos bienes que podríamos transformar en dinero de manera rápida). A ello, se le debe dividir el pasivo corriente (gastos que se deben abonar en un corto periodo de tiempo, como, por ejemplo, nóminas o préstamos).

Ratio de Tesorería

Como ejemplo muy útil de este ratio financiero, podemos establecer que si el resultado es igual o superior a 1, la empresa se encuentra en disposición de responder a las deudas. En cambio, si es inferior a 1, no es posible afrontar las citadas deudas.

Ratio de Liquidez

La liquidez da una respuesta muy concreta al interrogante: “¿puede mi empresa afrontar los pagos a corto plazo?”

Ratio de liquidez

La fórmula que tiene la clave es la que se realiza mediante la suma del dinero disponible en caja, más aquel efectivo pendiente de recibir por parte de los clientes, así como las existencias. Todo ello, se debe dividir con el pasivo a corto y largo plazo.

Ratio de Solvencia

La solvencia relaciona dos variables: el activo total de la empresa, que se divide entre el pasivo total. El resultado es una fotografía estática de su capacidad para poder hacer frente a las obligaciones de pago.Si bien son términos complementarios, hay que realizar una diferenciación concreta entre liquidez y solvencia. Mientras que la liquidez se refiere a periodos más cortos, la solvencia se relaciona con un mayor espacio de tiempo.

Ratio financiero Solvencia

Como ejemplo de su complementariedad: una empresa puede ser solvente (es decir, disponer de patrimonio), pero no contar con la liquidez suficiente como para hacer frente a un pago cercano en el tiempo. Siguiendo este mismo ejemplo, la empresa puede disponer de efectivo suficiente, contar con liquidez, pero, sin embargo, no disponer de activos totales a su favor. Por lo tanto, ser poco solvente.

Ratio de Rentabilidad

La conexión entre los recursos invertidos y los beneficios generados, establece uno de los ratios financieros más relevantes en la gestión empresarial: la rentabilidad.

Una empresa será más rentable cuanto mayores beneficios obtenga con un similar o menor número de recursos. Para establecer el ratio de rentabilidad, contamos con fórmulas que nos dan una visión global de este importante dato empresarial.

EBIT

Beneficio empresarial en el que no se contabilizan ni los intereses, ni los impuestos. Se establece mediante la suma del resultado neto, impuestos e intereses.

Ratio rentabilidad EBIT

EBITDA

Establece de manera objetiva si el negocio es viable, con capacidad de generar beneficios, más allá de las obligaciones tributarias. Resulta de realizar la suma de EBIT, con las provisiones y las amortizaciones productivas.

Ratio rentabilidad EBITDA

Ratio de Capital Propio (ROE)

Al realizar la división entre el beneficio neto y el patrimonio neto, el porcentaje posterior nos aporta la cifra del Ratio de Capital Propio (ROE). Se trata de una variable que muestra la rentabilidad de un modo muy preciso.

Ratio rentabilidad ROE

Ratio de Rentabilidad de Ventas (ROI)

Es un porcentaje que se obtiene al realizar la división entre el resultado neto y las ventas.

Ratio rentabilidad ROI

Ratio de Rentabilidad General (ROA)

¿Qué capacidad tiene la empresa para generar beneficios? Desde un punto de vista global, la operación indicada para solventar con precisión el Ratio de Rentabilidad General es aquél que resulta de dividir el Resultado de Explotación (EBIT), entre los Activos Totales Medios.

Ratio rentabilidad ROA

Ratio de Rentabilidad del Capital Total

Este dato cuenta con una gran similitud con el ROE, si bien se tienen en cuenta las deudas a las que la empresa debe hacer frente. Por tanto, para el correcto cálculo de este porcentaje, se establece la división entre el beneficio neto entre los fondos propios, a los que se suma la deuda financiera y minoritarios.

Ratio rentabilidad capital total

¿Cómo se interpretan los ratios financieros?

¿Es tu negocio viable? ¿los datos de rentabilidad ofrecen una valoración positiva del estado de tu empresa? Estos aspectos clave, cuyos datos se pueden obtener de una manera precisa gracias a programas de contabilidad permiten contar con una imagen muy definida de los indicadores empresariales más relevantes. Establecer si el endeudamiento es excesivo, la liquidez es alta o se generan beneficios son algunos de los puntos que nos permiten dilucidar los ratios financieros.

contabilidad facil

Ya sea para adoptar decisiones más precisas, o auditorias internas/externas, la correcta interpretación de los ratios financieros transmite la imagen más precisa y efectiva de la situación actual de la empresa.

Descubre otros indicadores de la contabilidad básica como el balance de situación y conoce cómo hacer un asiento contable.

Suscríbete a a3news y recibe contenidos como éste en tu buzón
Wolters Kluwer lleva más de 30 años en España ofreciendo soluciones integrales de software de gestión, información, servicios y formación.
Back To Top