Fiscal, Contable y Nómina26 marzo, 2019

La Administración, cada vez más telemática

En el mundo en un minuto se envían 187 millones de mails, se gasta casi un millón de dólares en compras online y se hacen más tres millones y medio de búsquedas en Google.  El desarrollo de la sociedad de la información afecta a nuestras vidas alterando la forma de trabajar, de comunicarnos o de comprar. La tecnología cambia nuestro día a día, el de nuestras empresas y, también, el de la administración pública.

 

Nuestro país se sitúa como el cuarto país de la Unión Europea en servicios públicos digitales, según recoge el Índice Europeo de la Economía y la Sociedad Digital (DESI). Y el avance en la UE es notable según el estudio anual realizado por Capgemini para la Comisión Europea, que refleja que las administraciones públicas europeas están progresando y ofrecen cada vez un mayor número de servicios por internet, contando con portales centralizados y ventanillas únicas en los diferentes niveles de administración.

Según el Estudio de digitalización realizado por Vodafone, la incorporación de NNTT es la mayor preocupación que tienen hoy día en el estamento público español. Esa intención se ha concretado en evolución. En nuestro país la vía telemática ha ido ganando prioridad con los años. Aunque, eso sí,  no podamos considerar la Administración como una unidad (desde la general hasta la local pasando por la provincial o la autonómica).

La disposición encargada de concretar estos avances es la Ley de Procedimiento Administrativo que tiene como objetivo ordenar y clarificar cómo se relaciona la administración con el ciudadano y la empresa, así como con el resto de entidades del Estado dada esa evolución de la que hablábamos anteriormente. Lo hace a través de la ley 40/2015, que trabaja en una regulación unitaria adaptada ya que muchos procedimientos aún estaban reglados por un texto aprobado en 1992, hace 27 años. Se trabaja por una modernización del sector con unas Administraciones Públicas más eficientes, ágiles y centradas enfocadas en el servicio a ciudadano y empresa.

Así se concreta el derecho a relacionarse con la administración pública de las personas físicas y la obligación en el caso de empresas, sociedades u organismos públicos. De tal manera que con el certificado digital de persona jurídica y a la firma electrónica avanzada podemos trabajar los procedimientos administrativos y que, por ejemplo, las facturas enviadas electrónicamente tengan la misma validez que una de papel. 

Para trabajar por vía telemática de forma fluida y segura con la Administración precisamos invertir en las herramientas adecuadas. Para cubrir nuestros procesos administrativos podemos recurrir, por ejemplo, a un software de facturación como a3Factura. Un programa de fácil manejo que nos permite gestionar la evolución de nuestro negocio de forma ágil y que tiene numerosas ventajas por estar conectada a la Administración:

  1. Servicio disponible las 24 horas del día, los 365 días del año.
  2. Accesibilidad desde cualquier lugar.
  3. Ahorro de tiempo al eliminar de la ecuación esperas y desplazamientos.
  4. Mayor seguridad de nuestros datos.
  5. Además demás eficiente es un uso más ecológico ya que se consume menos papel.

 El avance de herramientas como ésta favorecen un escenario donde Administración y empresas están más cerca. Para el 85% de las compañías españolas sus inversiones en digitalización fomentarán esa mejora de relaciones con el ente público según el Observatorio de Competitividad Empresarial de la Cámara de Comercio de España.