inspecciones trabajo
Fiscal, Contable y Nómina16 octubre, 2022

Las inspecciones de Trabajo sobre los ERTE

Tras los meses de pandemia, la Inspección de Trabajo y Seguridad Social (ITSS) intensificó la detección de fraude en Expedientes de Regulación Temporal de Empleo con una campaña inspectora que incidía en la protección y uso responsable de los recursos públicos. 

Campaña para la detección de fraude de los ERTE

En este sentido, la campaña, además de actuaciones informativas con el envío a las empresas de comunicaciones relativas a las obligaciones vinculadas a los erte, contemplaba la intensificación de visitas de Inspección con el fin de detectar incumplimientos o prácticas irregulares, como el reinicio de la actividad sin comunicación previa al Servicio Estatal de Empleo (SEPE) que implicaba la reanudación del trabajo con personas trabajadoras cobrando la prestación por desempleo.

La Inspección de Trabajo atendió, informaba el Ministerio de Trabajo en un comunicado, “a las denuncias presentadas en la Inspección Provincial correspondiente, que relaten hechos de los que se deduzca fraude en prestaciones por desempleo u otro tipo de fraude vinculado a ERTE Covid-19 (como la realización de horas extraordinarias con personal reincorporado, manteniendo personas trabajadoras en ERTE)”. inspecciones erte

La Inspección de Trabajo y Seguridad Social contaba con un buzón online, accesible en el sitio web de la Inspección de Trabajo y en la web del propio Ministerio que, por medios telemáticos, permitía, salvaguardando la identidad de la persona denunciante, comunicar irregularidades relacionadas con los ERTE.

Paralelamente, el Ministerio de Trabajo y Economía Social activó en sus redes sociales una campaña de divulgación que, con el hashtag #ProtegerLoPúblico, incidía en el uso responsable de los recursos públicos, destinados a los ERTE, una exigencia que acentuó su importancia durante la crisis sanitaria provocada por la pandemia de la Covid-19.

Datos sobre los ERTEs presentados 

Según datos del Ministerio de Trabajo, en la etapa más álgida de la recesión económica, 500.000 empresas presentaron un ERTE, con una regulación temporal de 3,4 millones de trabajadores. El coste estimado por el Gobierno para esta medida fue de 17.840 millones de euros, según explicó en el último Plan de Estabilidad y Crecimiento que el Gobierno envió a la Comisión Europea. De esta cuantía, la Seguridad Social aportó entre 10.000 y 15.000 millones de euros. Es decir, entre la exoneración de las cotizaciones sociales de las empresas y el coste de la prestación por desempleo. 

Incremento de visitas y número de inspecciones

Para poder garantizar el cumplimiento de la campaña en la lucha contra el fraude en los ERTE, el sindicato de Inspectores de Trabajo y Seguridad Social instó al Gobierno a que aumentase el número de inspecciones de los ERTE.

¿En qué consistieron estas inspecciones?
La inspección de los ERTE se estableció, en torno, esencialmente, a dos medidas: comprobación de que los datos que constaban en la Administración eran reales y el análisis de que las medidas solicitadas por el empresario eran necesarias. Con todo ello, se reiteraba la idea de que la información presentada respondía a criterios de veracidad y estaba exenta de errores.

Hay que precisar que la ley establecía que la responsabilidad directa era de la empresa, y por lo tanto, en caso de fraude, tendría que hacer frente a una sanción y a la devolución de las bonificaciones y cantidades indebidamente percibidas. 

A continuación, repasamos algunos de los aspectos clave que el Ministerio de Empleo y Seguridad Social matizó en relación a la correcta aplicación y comunicación de los ERTE:

  • El artículo 1 de la Orden ESS/982/2013 de 20 de mayo, estableció la información que debía contener la comunicación que, con carácter previo a su efectividad, debía efectuar la Entidad Gestora de las prestaciones por desempleo los empleadores que adoptasen medidas de despido colectivo, conforme al artículo 51 del Estatuto de los Trabajadores, o medidas de suspensión de contratos o de reducción de jornada, conforme al artículo 47 del Estatuto de los Trabajadores. 
  • Cuando el empleador considerara que se había transmitido a la Entidad Gestora de las prestaciones por desempleo una información errónea, debía anular dicha información con carácter previo a que surtiera efectos sobre la actividad laboral. Dicha anulación se debía llevar a cabo a través de un nuevo fichero de variación.
  • De acuerdo con el artículo 7.1 y 7.2 de la Orden ESS/982/2013, de 20 de mayo, los sujetos obligados al envío de la información a la Entidad Gestora de las prestaciones por desempleo debían realizar dicho envío al finalizar el periodo de consultas y, ya emitido, cuando procediese, el informe al que se refiere el artículo 47 del Real Decreto 1483/2012 de 29 de octubre, a partir de la comunicación de la decisión empresarial a la autoridad laboral y antes de hacerse efectivas las medidas de suspensión del contrato, reducción de jornada o extinción de la relación laboral. 
  • En este sentido, hay que precisar que comunicar cualquier modificación en las condiciones de los ERTE a las administraciones públicas resultó fundamental, Después de fundamental, poner punto. Se eliminar la frase posterior. Era la única forma de demostrar ante una inspección de trabajo que se estaba percibiendo las ayudas debidamente, salvaguardando los derechos del trabajador.

banner RRHH ante nuevo escenario

banner RRHH ante nuevo escenario mobile

Comunicaciones y trámites con [email protected] 

El Real Decreto 1483/2012, de 29 de octubre, por el que se aprobó el Reglamento de los procedimientos de despido colectivo y de suspensión de contratos y reducción de jornada, en el apartado uno de su disposición final segunda, dio nueva redacción al artículo 22 del Real Decreto 625/1985, de 2 de abril, por el que se desarrolló la Ley 31/1984, de 2 de agosto, de protección por desempleo. 

Esta orden tiene por objeto establecer la información que debe contener la comunicación que, con carácter previo a su efectividad, han de efectuar a la Entidad Gestora de las prestaciones por desempleo los empleadores que adopten medidas de despido colectivo, conforme al artículo 51 del Estatuto de los Trabajadores, o medidas de suspensión de contratos o de reducción de jornada, conforme al artículo 47 del Estatuto de los Trabajadores, así como establecer el procedimiento y los medios electrónicos de remisión de la misma, según lo dispuesto en el artículo 22 del Real Decreto 625/1985, de 2 de abril, por el que se desarrolla la Ley 31/1984, de 2 de agosto, de protección por desempleo. 

En este sentido, hay que precisar que se dispone de la herramienta [email protected], un servicio que permite a los empresarios que actúen en nombre propio y a las empresas y colegiados profesionales que actúen en representación de terceros, realizar comunicaciones de datos sobre sus trabajadores, sustituyendo la entrega presencial de documentos.  Con esta aplicación se pretende la reducción, simplificación y agilización de los trámites realizados por las empresas y trabajadores con el SEPE.

A través de esta plataforma es posible realizar cuatro tipos de comunicaciones: 

  • Certificados de empresa de cese por suspensión o extinción de la relación laboral, para trabajadores incluidos en todos los Regímenes, estableciendo un formato diferente para los trabajadores del Sistema Especial Agrario. 
  • Altas de prestaciones de trabajadores afectados por Expedientes de Regulación de Empleo (EREs) de extinción, suspensión o reducción de la relación laboral. 
  • Períodos de actividad y otras situaciones producidas durante la vigencia de las campañas de trabajadores fijos-discontinuos o durante los períodos de suspensión laboral o reducción de la jornada ordinaria de trabajo, autorizados por Expediente de Regulación de Empleo (ERE).
  • Medidas de despido colectivo, suspensión de la relación laboral y reducción de jornada.

Envío de calendarios de los ERTES vía [email protected]

En relación con los calendarios que se han de enviar anticipadamente por [email protected], el R.D.L 24/20 establece de manera concreta los siguientes puntos:

  • A partir de la entrada en vigor del real decreto-ley, únicamente resultaron aplicables los expedientes de regulación temporal de empleo basados en el artículo 22 del Real Decreto-ley 8/2020 de 17 de marzo, que fueron solicitados antes de la entrada en vigor de este y, como máximo, hasta el 30 de septiembre de 2020.
    Las empresas y entidades afectadas por estos expedientes debían reincorporar a las personas trabajadoras afectadas por medidas de regulación temporal de empleo, en la medida necesaria para el desarrollo de su actividad, primando los ajustes en términos de reducción de jornada.
  • Las empresas y entidades a las que se refiere este artículo debían comunicar a la autoridad laboral la renuncia total, en su caso, al expediente de regulación temporal de empleo autorizado, en el plazo de 15 días desde la fecha de efectos de aquella. Sin perjuicio de lo anterior, la renuncia por parte de estas empresas y entidades a los expedientes de regulación temporal de empleo o, en su caso, la suspensión o regularización del pago de las prestaciones que derivasen de su modificación, se efectuaban previa comunicación de estas al Servicio Público de Empleo Estatal de las variaciones en los datos contenidos en la solicitud colectiva inicial de acceso a la protección por desempleo.

Finalmente, en todo caso, estas empresas y entidades debían comunicar al Servicio Público de Empleo Estatal aquellas variaciones referentes a la finalización de la aplicación de la medida respecto a la totalidad o a una parte de las personas afectadas, bien en el número de estas o bien en el porcentaje de actividad parcial de su jornada individual, cuando la flexibilización de las medidas de restricción que afectaban a la actividad de la empresa permitiese la reincorporación al trabajo efectivo de aquellas.

Suscríbete a a3news y recibe contenidos como éste en tu buzón

Wolters Kluwer lleva más de 30 años en España ofreciendo soluciones integrales de software de gestión, información, servicios y formación.
Back To Top