Legal25 agosto, 2015

Lexnet y el crecimiento de la justicia electrónica en España

El sistema Lexnet es quizás una de las mayores innovaciones tecnológicas que se han introducido en la administración pública española en los últimos años. Se trata de una plataforma tecnológica que agiliza la comunicación entre los juzgados y los profesionales de la justicia como abogados y procuradores.

La introducción de Lexnet en 2007 (mediante el “Real Decreto 84/2007, de 26 de enero, sobre implantación en la Administración de Justicia del sistema informático de telecomunicaciones Lexnet para la presentación de escritos y documentos, el traslado de copias y la realización de actos de comunicación procesal por medios telemáticos”) marcó una etapa fundamental en el camino hacia la creación de una verdadera forma de justicia electrónica en España. A través de un programa parecido a los de webmail, Lexnet permite enviar comunicaciones digitales que tienen pleno efecto legal, idéntico al de los documentos en papel. Utilizado en un primer momento en la Administración de Justicia, Lexnet posteriormente ha ampliado el abanico de sus funcionalidades y ha pasado a incluir otras entidades como la Abogacía del Estado.

Lexnet y la justicia electrónica en España

Hoy día Lexnet se ha convertido en una herramienta de uso casi diario. A lo largo del año 2014 el sistema Lexnet había gestionado más de cuarenta y seis millones de notificaciones. El portal de estadística del Consejo General del Poder Judicial no proporciona datos sobre el número de asuntos que se gestionan total o parcialmente mediante Lexnet. Según Eurostat en el año 2013 España se encontraba en el tercer grupo de la Unión Europea, que incluye las naciones en las que entre el 25% y el 50% de los asuntos jurídicos son gestionados íntegramente a través de sistemas electrónicos. El dato de Eurostat es inconsistente con las informaciones publicadas por el Consejo General del Poder Judicial y el Consejo General de Procuradores de España. Todo apunta a que la justicia electrónica en España está más avanzada de lo que indica el cuadro europeo.

En el año 2014 se observó un incremento en el uso de Lexnet de apenas el 6,0%. También se observó una aparente estabilización del ratio entre el número de comunicaciones y el total de asuntos gestionados por los juzgados (en total más de diez millones  incluyendo los asuntos resueltos y asuntos en trámite). El primer gran salto de la justicia electrónica en España tuvo lugar en el año 2012. Esta estabilización parece confirmarse en el comienzo del año 2015, ya que en el primer trimestre del año el crecimiento ha sido apenas del 4,6%.

El aspecto más llamativo de la evolución de Lexnet es el gran desequilibrio entre los diferentes tipos de usuarios. La plataforma cuenta con cincuenta y un mil usuarios, de los cuales treinta mil corresponden a la administración de justicia. Los procuradores representan el 21,4% de los usuarios y los abogados registrados como tal son el 6,4%, apenas tres mil trescientos. Es un dato preocupante ya que España cuenta con más de ciento cincuenta mil abogados en activo.

Los ciudadanos sólo percibirán los auténticos beneficios de la justicia electrónica cuando toda la cadena de valor de la justicia esté suficientemente integrada, lo que sólo se producirá cuando los abogados (el penúltimo eslabón de la cadena) dispongan de herramientas informáticas de gestión que les permita suprimir el uso de papel en la comunicación con clientes y procuradores.

El empleo de Lexnet en la administración de la justicia representa sin duda un paso adelante hacia la introducción de nuevas tecnologías en el sector jurídico español, un proceso que sin embargo está lejos de ser completo.

La utilización de herramientas informáticas de gestión de expedientes es, actualmente, una necesidad. KLEOS ofrece todas las funcionalidades necesarias para la gestión eficaz de expedientes y casos, actuando en la práctica como un asistente personal del abogado.