renta 2020 calendario
Fiscal, Contable y Nómina18 febrero, 2021

Cómo montar una gestoría

El primer paso para montar una gestoría es poner en marcha la idea de negocio, pero no es el único. Repasamos los aspectos clave que se necesitan para abrir una gestoría.

¿Tu idea de negocio es focalizarte en un cliente específico, o te adaptarás a los requerimientos de todo tipo de clientes? ¿Tu marca se asociará a la gestión de autónomos, sociedades, o ambos? Entre las preguntas clave, definir con exactitud la idea de negocio a la hora de montar una gestoría te ayudará a ser más preciso en el planteamiento de los siguientes aspectos, necesarios para abrir este tipo de negocio:  

Qué se necesita para abrir una gestoría

En cuanto a los trámites iniciales, una primera disyuntiva será decidir si la gestoría estará establecida como sociedad o bien como autónomo. En este último caso es condición sine qua non darse de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA).

Por otro lado, es necesario contar con un Seguro de Responsabilidad Civil, para una correcta gestión de la labor con nuestros clientes. 

Pasos para hacer una asesoría con éxito 

  1. Especialización y abanico de servicios: el servicio de asesoramiento está vinculado, especialmente, al sector laboral, fiscal y contable. Con una correcta definición de los servicios que vamos a prestar podremos definir también la posible clientela a la que dirigirnos. La estrategia de negocio debe basarse en ofrecer servicios de alta calidad, con la última tecnología y bajo el foco asesor de los mejores profesionales: esa será la base del crecimiento que buscamos. Para ello será de vital importancia que nos mantengamos al día de cualquier modificación legal y fiscal, tanto a nivel nacional como regional. 
  2. Plan comercial y de marketing. Una vez establecido el target concreto de nuestra asesoría, el siguiente paso es delimitar nuestro plan de marketing, teniendo en cuenta el perfil de cliente y la evolución del negocio. Conocer el cliente al que queremos prestar servicios, empezar a contactar con él y dar a conocer nuestra oferta  de forma ordenada y clara serán fundamentales. Conocer nuevas técnicas de venta como el social selling puede ser también un buen punto de apoyo a nuestra estrategia comercial. 
  3. El equipo: la cara visible. Invertir en los mejores profesionales, crear un ambiente de trabajo adecuado y fomentar la retención de talento son los elementos cruciales para hacer una asesoría con éxito. En este punto, disponer de un completo programa de nóminas y de gestión laboral permitirá reducir las cargas de trabajo.
  4. Análisis y seguimiento del negocio:
    Si utilizamos las herramientas adecuadas podremos conocer en todo momento cómo marcha nuestra asesoría y tomar decisiones más acertadas. Con un programa de facturación para asesorías que nos permita analizar con detalle factores como la rentabilidad por cliente, control de costes e inversiones, y que facilite la gestión completa del negocio será mucho más fácil lograr este objetivo.

Cómo conseguir clientes para la gestoría

Es uno de los aspectos vitales de cualquier negocio: lograr disponer de una cartera de clientes fidelizada será la garantía de nuestro crecimiento. Para ello odemos empezar identificando las gestorías ubicadas en nuestra zona y conocer los servicios que prestan: esto nos dará pistas de nuestro posible público objetivo. También, mediante un estudio de mercado, podremos identificar los aspectos más valorados por los clientes y adaptarnos a sus peticiones. 

Dar un servicio amplio y de calidad es uno de los requerimientos que permitirán conseguir clientes. La variable del precio, sin ser la más importante, unida a la imagen de confianza se convertirá en uno de los elementos esenciales para incrementar rápidamente la cartera.

El desempeño de campañas comerciales, con un equipo que logre transmitir la imagen de excelencia en la gestoría, será, asimismo, fundamental. Y disponer de herramientas que optimizan la actividad del Despacho con un seguimiento adecuado de los perfiles de nuestros clientes, el tiempo que dedicamos a cada cliente y a las distintas tareas, y cómo optimizar nuestra actividad, será otro de los factores clave para nuestra supervivencia como negocio. 

Montar una gestoría: de la idea a la acción

Una vez definido el tipo de cliente al que vamos a ofrecer nuestros servicios, y conformado el equipo que formará parte de la gestoría, un elemento importante es valorar las herramientas de trabajo que nos permitirán ofrecer un servicio excelente. Con el software de contabilidad adecuado, tendremos la posibilidad de gestionar fácilmente la contabilidad del negocio, además de un entorno con el que poder trabajar en tiempo real con tus clientes. En este punto, podemos plantearnos optar por soluciones basadas en el cloud, que nos facilitan toda una serie de ventajas: 

  • montar gestoria Acceso rápido y en cualquier lugar: las aplicaciones cloud permiten incrementar la eficacia y productividad, puesto que su uso no está limitado a la oficina. El trabajo se puede realizar desde cualquier lugar, y a cualquier hora.
  • Ahorro de costes y tiempo: la inversión inicial es mínima y permite un ahorro de costes inmediato, olvidarnos de los costes asociados y problemáticas del papel, y una total disponibilidad de nuestros servicios e información 24x7. Por otro lado, la rapidez a la hora de realizar cualquier trámite está asegurada y a medida que el negocio vaya creciendo, la escalabilidad de los programas permitirá ir respondiendo a nuevas necesidades. Además, si contamos con una solución que permita el acceso a la presentación directa a la Administración, optimizaremos todavía más nuestro tiempo.
  • Modelo colaborativo con el cliente: la comunicación con el cliente mejora con la implementación de soluciones basadas en el cloud, lo que genera entornos de trabajo colaborativos. Como consecuencia de esto, mejoramos la experiencia del cliente: es más fácil compartir documentos, conocer en qué estado se encuentra cada gestión, mantenerle informado en tiempo real, etc. 
  • Gestión documental centralizada: con un software de gestión documental podemos gestionar todos los documentos de la asesoría en el cloud, compartirla de forma mucho más sencilla y contactar de forma directa con los clientes y la Administración, sin necesidad de cambiar de plataforma.

En definitiva, la tecnología puesta al servicio de un completo servicio para el cliente, incrementa la eficacia y la productividad de la labor gestora. Las nuevas herramientas de gestión permiten tener un control exhaustivo de todas las áreas del negocio, objetivando al máximo las decisiones e incrementando el nivel de satisfacción de nuestro target. 

 

Definir la labor de nuestra gestoría es otro de los pasos a tomar en esta iniciativa de negocio. Vamos a revisar tres grandes posibilidades: la labor administrativa, la fiscal y la contable, que podemos abordar de forma aislada o en conjunto, según nuestro plan de negocio. 

Abrir una gestoría administrativa 

Detallar los servicios propios de una gestoría administrativa es el primer paso para poder realizar, de una manera correcta, todos los aspectos que nos demandará el cliente. Algunos de los más habituales:

  • Trámites fiscales y laborales: La creación y confección de nóminas, contabilidad de la empresa, declaraciones de renta… son algunos de los aspectos más demandados en la gestoría administrativa. 
  • Certificados: Ya sea relacionados con la Seguridad Social, cotización de empresas o autónomos, la gestoría administrativa se encarga de realizar de manera exhaustiva los certificados y el estudio y tramitación de subvenciones/ ayudas.
  • Gestión de negocios: Para ello, la gestoría debe contar con el software para asesorías adecuado, puesto que sus prestaciones abarcan desde análisis fiscal, cálculos de impuestos, gestión de nóminas, hasta la realización de trámites administrativos. 
  • Servicios rentables y de futuro: existen dos nuevas líneas de negocio novedosos y muy rentables, los servicios de gestión de certificados y de notificaciones electrónicas. Ésta puede ser una línea a explorar para pensar no sólo a corto plazo, sino también en la evolución de nuestros servicios.  

Cómo montar una asesoría fiscal

La labor de asesor fiscal lleva implícito un servicio integral que abarca desde la asesoría y planificación fiscal, hasta la asistencia del cliente ante la Administración Pública.
Pero no solo eso: el asesor fiscal realiza un asesoramiento en materia de tributos locales, y realiza la planificación más adecuada en lo relativo a la transmisión de bienes y derechos de los contribuyentes. Cuando nos planteamos ser asesor fiscal debemos tener en cuenta todo ello sin olvidarnos de la cumplimentación en tiempo y forma de las liquidaciones tributarias de nuestros clientes.
 Teniendo en cuenta todos los aspectos mencionados, ponemos el acento en el asesor fiscal. Contar con profesionales expertos en materia contable y tributaria es esencial, puesto que su labor está ligada estrechamente a la liquidación de impuestos, IVA, IRPF y Sociedades. Realizar un exhaustivo plan comercial, de captación de clientes, y ofrecer servicios de calidad: la asesoría fiscal debe hacer hincapié en estos tres ámbitos para poder asentarse y crecer con éxito. 
 
A nivel práctico, es interesante abordar el punto de si la asesoría se constituirá como autónomo o bien como sociedad, es importante disponer de Alta en la Seguridad Social, en el Impuesto sobre actividades económicas, y Seguro de Responsabilidad Civil.

Finalmente, contar con un software fiscal adecuado a nuestras necesidades y condiciones será la base para poder trabajar de forma mucho más eficiente y ofrecer los mejores servicios. 

Plan de negocio para una asesoría fiscal

Disponer del plan de negocio que incluya los factores más relevantes como la captación de clientes y la retención del talento: este es un paso clave, previo a la apertura de la asesoría, junto con la implementación de las herramientas o software para asesorías más adecuados. Con ellos, se asegura que la actualización de acuerdo a la normativa vigente se realiza con exactitud, y tendremos la seguridad de poder situar nuestra asesoría como modelo del mejor servicio de cara a tus clientes o clientes potenciales.   

Cómo abrir un despacho contable

Se trata de un servicio altamente profesional, que permite a las empresas disponer de las herramientas y el asesoramiento para que su estado financiero sea óptimo. Así, dentro de sus roles o servicios cabe destacar la implicación en el cumplimiento de las obligaciones fiscales, facturación electrónica, emisión de estados financieros o control de presupuestos. Para abrir con garantías un despacho contable, estos tres factores nos permitirán afrontar los primeros pasos con solvencia:

  1. Emprender con el foco en el cliente. Diseñar nuestros servicios pensando en quien va a recibirlos, sus necesidades e inquietudes. Y pensar también en cómo les fidelizaremos una vez hayan contratado nuestros servicios. 
  2. Equipo profesional. El despacho contable, dadas sus atribuciones de alta especialización, debe contar con un equipo altamente formado, que cumpla con los requerimientos de los servicios establecidos de cara al cliente. 
  3. Herramientas. Para desarrollar con garantía todos los aspectos que abarca un despacho contable, es recomendable contar con las mejores herramientas. Un software de contabilidad para asesorías por ejemplo, nos va a permitir realizar todas las operaciones y procesos contables de una manera detallada, rápida y eficiente, para ofrecer un servicio de valor añadido y diferencial. 

 

Wolters Kluwer lleva más de 30 años en España ofreciendo soluciones integrales de software de gestión, información, servicios y formación.

Suscríbete a a3news y recibe contenidos como éste en tu buzón